Algún día voy a escribir un libro sobre... 20 de marzo de 2015 13:03

¿Quién no ha dicho alguna vez estas palabras?

Algún día voy a escribir un libro sobre esto...

Yo debería escribir la historia de mi vida...

Tengo una historia buenísima para una novela... algún día la voy a escribir.

En las listas de "Cosas que debes hacer antes de morir", siempre aparece: Escribir un libro.

Todos tenemos algo que contar, algo que enseñar. Todos tenemos historias fascinantes en la cabeza, pero...

Dicen que lo más difícil es comenzar a escribir, pero yo creo que es aún más difícil continuar lo que ya empezamos.

Escribir un libro puede tomar bastante tiempo, incluso años. A J.K. Rowling le tomó unos 7 años terminar el primer libro de Harry Potter; a E.L. James entre 2 y 3 años escribir sus 50 Sombras.

Es probable que tú tengas una vida muy interesante y que tu historia pueda ayudar a mucha gente. Quizá has logrado escapar de una situación tormentosa y te gustaría ayudar a otras personas como tú, a liberarse de algo parecido. O tal vez sueñes romances maravillosos que te gustaría contar... o tal vez no sean romances, sino historias de terror... o quizá seas experto en algo y podrías enseñarle a millones de personas cómo hacerlo.

La única manera de escribir un libro es comenzar a escribirlo. Y la única manera de terminarlo es crearte una disciplina y escribir todos los días. Un poco cada día, una página, un capitulo o hasta una frase. No importa, lo que importa es que escribas. Y verás que muy pronto te enamorarás de tu libro; y si tu te enamoras de él, seguramente otros lo harán también. Y cuando lo hayas terminado sentirás que has dado a luz. Sí, de verdad, es como tener un hijo al que has dado vida desde que era tan solo una pequeña palabrita y ahora es un libro hecho y derecho de 50,000 o 70,000 palabras :) (hay libros grandes y libros chicos, libros flacos y libros gordos).

¿Cuándo es el mejor momento para comenzar a escribir tu libro? ¡Hoy! Es más, ahorita mismo.

No lo des más vueltas. No esperes a que los niños crezcan y tengas más tiempo. No esperes a dejar de trabajar o sacarte la lotería para poder hacerlo. ¡Comienza ya! Toma un papel y un bolígrafo o abre tu procesador de textos y empieza a escribir. ¿Que no se te prende el foco? No importa, tú escribe. Ya tendrás tiempo después de revisar y corregir. Por ahora sólo comienza a escribir y cuéntale al mundo (sí, así, literalmente: al mundo) tu historia, tus vivencias, tus fantasías o tu talento. No empieces mañana, empieza hoy... ¡hoy!