Con mi trago no te metas: Manual Venezolano. Cualquier parecido a Latinoamérica es pura coincidencia

$4.99 USD $9.99 USD

Quien no conoce la historia está condenado a repetirla. Por eso quiero antes de mi muerte relatar el motivo por el cual una sociedad agradable se convirtió en miserable.
Deseo que mis nietos, bisnietos y demás generaciones que tengan acceso a este texto conozcan nuestra historia y no repitan los errores de sus antepasados. A veces es fácil aprender cosas pensadas hace miles de años como el legado de Sócrates, Platón o Aristóteles por ejemplo, pero nos
cuesta aprender de nosotros mismos. Como dijera Confucio hace unos 2.500 años, “Si tu plan es para un año, siembra arroz. Si tu plan es para diez años, planta árboles. Si tu plan es para cien años, educa a los niños.”
Para planificar más allá de diez años, debemos enseñar a nuestros sucesores la razón por la cual un territorio inmensamente rico, habitado mayoritariamente por personas sanas en edad productiva con acceso a educación y tecnología terminó siendo un país miserable sumido en el atraso.

 

 

 

Productos relacionados