Cuando lo inesperado toca, tienes que abrir la puerta

$5.04 USD $6.99 USD

Mi respeto y agradecimiento para los profesionales de la salud mental y la educación especial que nos ayudan a entender el gran misterio del autismo.
A los autores acreditados que han escrito libros sobre este tema, que son fuentes seguras de referencia para los padres que tienen que vivir esta realidad con su familia en el hogar.
Desde mi posición de ama de casa y madre, quiero compartir mi experiencia personal con el autismo; cómo lo inesperado tocó a mi puerta y provocó que mi rutina y mi estabilidad cambiara para siempre.
He aprendido que los cambios tienen dos efectos posibles: o me transforman o me deforman; es decir: me construyen o me destruyen. Todo depende de la actitud que se tome para decidir hacer lo bueno, lo correcto.
Para lograrlo es necesario pedir ayuda, adquirir conocimientos y recibir instrucción.
He descubierto, a lo largo del desarrollo de la vida de mi hijo con autismo, que cuando me siento cansada o exhausta, ejercitar la fe (la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve) provoca alivio, produce paz, hace posible el equilibrio para mantenerme de pie y me ayuda a ser feliz con lo que me ha tocado vivir.

                        

 

Productos relacionados