El audible silencio del mensaje (Impreso)

$7.37 USD

Mi determinación de seguir al Señor Jesucristo, ha marcado el hoy y el mañana de mi existencia, los cuales solo conforman el pasado de quien yo soy ante la presencia de mi Creador, donde el planteamiento, el cuestionamiento y la confrontación con la palabra, han generado en mí la atención, en lo que concierne a las manifestaciones de poder de un seguidor de Jesús y aquello que le inhabilita lograr ese nivel de poder espiritual que se plantea en Marcos 16:17-18; por lo cual este interés se ha convertido en un objetivo constante a alcanzar en mi relación con mi Padre, en un ambiente donde he tenido la experiencia secular, como egresado universitario en el campo de la Educación y la Agricultura, donde el conocimiento adquirido, me ha permitido incursionar en las diferentes áreas productivas de la sociedad, incluyendo la manufactura; facilitándome estar en contacto directo con los extractos más vulnerables de una nación, donde se me ha permitido tener vivencias de primera mano, donde observando el espectro socio-económico he ideológico que nos gobierna, he podido constatar como lo natural como evidencia física trata de desplazar, suprimir y anular la existencia de lo espiritual en el quehacer humano, por medio de la ignorancia, distorsión y la distracción incitada. Lo que esta observación, me ha revelado un conjunto de conocimientos, que con la dirección del Espíritu Santo, he podido puntualizar en esta obra, donde he podido exponer conceptualizaciones basadas en la realidad de los hechos bíblicos, en formas parafraseadas; extrapolando el contexto actual en el cual interactuamos diariamente, para contraponerlo con los principios, leyes y preceptos de la palabra; así poder avanzar hacia el nivel espiritual que se nos demanda a cada instante de nuestra existencia, en conformidad al grado de revelación de la palabra que hemos recibido, por el nivel de la actitud que hemos
desarrollado en el escuchar; donde las señales que seguirán a sus hijos, por la cual Dios se revela a los hombres, como su creador y soberano, deben ser ejercitadas, para que el reino de los cielos sea una realidad visible en nuestras vidas, en frente a esta gran nube de testigos.

 

 

 

Productos relacionados