La Cruda Realidad de El Salvador y sus Gobernantes: Un país bajo la amenaza (Spanish Edition)

$3.00 USD $4.85 USD

Todo castigo que un día les fue impuesto fue por parte de malos gobiernos, grupos armados criminales, mafia, pandillas. Todos estos grupos criminales fueron creados por ideologías políticas, con el fin de controlar la mente de los habitantes del país, aplicando la fuerza bruta con el fin de que permanezca en el poder únicamente el de ellos, a cualquier costo y sin importar los derechos de cada persona ni la situación de cada ciudadano, a base de amenazas, sobornos.
Muchos hombres, mujeres, jóvenes y niños, han decidido abandonar su patria debido al miedo.
El Salvador es un país envuelto en un caos total desde hace más de 30 años, en los que ha tenido que soportar crimen, dolor y hambre; un país violento y sin precedentes, en donde los ciudadanos han llegado a una cifra en que 25 de cada 100 ciudadanos han tendido que matar en defensa propia a causa de robos y secuestros.
“Venta de órganos al mundo”, un proyecto del crimen organizado que ha sido llevado a niveles más allá de lo imaginado a base de secuestros, alojando personas en lugares especiales y secretos para practicar la cirugía y robar sus órganos.
Lugares secretos en donde tienen todo asegurado, con las herramientas y lo que sea necesario, además de estar en los mismos y muy importantes hospitales, principalmente de la capital del país.
Pandillas de cualquier grupo que asesina, ya sea "la 18" o "MS13", son los "Placasos", como ellos mismos se llaman para diferenciarse y diferenciar una de otra, ya que son enemigos de muerte. Ocultan sus tatuajes dentro de los ojos, dentro de la boca, en los labios, por debajo de la lengua o en sus partes íntimas, todo esto para disimular que son miembros de estas pandillas. Sin embargo, lo fanático no pueden ocultarlo, se tatúan estos símbolos en cualquier parte de su cuerpo para declararse abierta y completamente integrantes de una pandilla e identificar a cuál pertenecen.
Si hablamos de seguridad policial, para ahondar en el tema, siendo un país que funciona como cualquier otro que paga sus impuestos, pero que además recibe millones de dólares en donaciones y préstamos de parte de otras naciones, todo ese dinero no debería ser invertido en campañas políticas, debería usarse en educación, seguridad, pero es algo que nunca harán, porque la policía nacional civil no cuenta con el equipo adecuado, con el estudio, el entrenamiento ni la preparación correcta para poder combatir toda la gravedad de delitos que este país padece a diario. Los policías nacionales civiles no cuentan con computadora en sus patrullas, las cuales son carros muy austeros, a los que ellos mismos tienen que abastecer de gasolina o composturas y hasta sus propias armas y uniformes deben comprar. En el pasado, con la guerra civil, la gente sufrió mucho y debido a ese terror soportado, aún se conservan esos recuerdos que no quieren ser repetidos. Se conserva un miedo tan grande que la gente prefiere ver y callar a pesar de vivir con miedo, represión ante el embate despiadado de un gobierno.
En el Salvador muren violentamente 105 personas por cada 10,000 habitantes a manos de organizaciones y mafias, mismas que son aliadas del gobierno
El resultado final de una serie de problemas que acarrea un país con la inseguridad total por parte de gobiernos corruptos con mafias pandillas.

/center> 

Productos relacionados