Terror y Muerte en Costa Atlántica Argentina (Impreso)

$18.00 USD

Muchas veces lograr alcanzar un sueño por un objetivo, debería ser un signo de felicidad, en este caso el sueño que tenía Esteban Arteaga, era recibirse lo que estudió toda su vida, hasta finalizar su carrera de Físico Molecular Biológico, para arribar en un experimento con animales acuáticos, como son cangrejos, pirañas y pulpos, así por separados no dicen nada, ¿Cuál sería su sueño?, en hacer un solo animal con los genes de estos tres animales, unirlos en una cadena genética y cambiar los caracteres de estos tres animales, que serían de los más agresivos del reino animal, que viven en agua, trabajando para lograr esos caracteres en un solo animal, el Cangrejo Gigante Japonés, adosarles en su cadena genética,
la inteligencia del pulpo, junto a sus tentáculos y los caracteres de la piraña, por su condición de oler la sangre y la comida a mucha distancia, donde al alimentarse, devora a sus víctimas en pocos segundos, ahora bien, estos cangrejos miden sus patas dos metros, pesan alrededor de veinte kilogramos, el diámetro de estos cangrejos es de cuatro metros, sus dos pinzas muy fuertes, equivalentes o superior a la mordida de un cocodrilo,
imaginarse que estos cruces de genética significó con éxito la creación de un “MUTANTE”, como fue bautizado por Alejandra, su prima y posterior pareja, quedó conformado este “MUTANTE” con dos cabezas, que se mueven independientemente una de la otra, cabeza de cangrejo, con dientes de pirañas, cabeza de pulpo, dieciséis patas y ocho pinzas en reemplazo de los ocho tentáculos, fueron creados cinco “MUTANTES”, encerrados dentro de piletones en el laboratorio que había armado Esteban, estos animales crecieron y sumada la inteligencia del pulpo, la fuerza de sus pinzas, huyen de los piletones y del laboratorio, rumbo al Puerto de San Clemente del Tuyu, dentro de Mundo Marino, es allí donde da comienzo una interminable y peligrosa historia donde tristemente muere muchísima gente y muchos animales en distintas playas y ciudades. Sin poder detenerlos, se han sumado científicos de distintos países del mundo para colaborar y exterminar a estos “MUTANTES”, y solo después de mucha lucha, dolor y sangre, logran pararlos, pero el temor vivido nunca se olvidará.

 

 

 

Productos relacionados